Saltar al contenido

Sé un mejor jugador con estos consejos de fútbol

Convertirse en un jugador de fútbol ganador requiere mucho trabajo en equipo, práctica y esfuerzo. Pero todo se junta el día del juego. Con suerte, tus esfuerzos dan resultado con un juego ganador y muchos fanáticos que animan en las gradas. Si estás buscando mejorar tu juego, pon los siguientes consejos en tu práctica.

Comprender las reglas del fútbol es tan importante como practicar ejercicios o desarrollar tu fuerza y resistencia. Asegúrate de conocer todas las reglas del juego por dentro y por fuera, y pregúntate de vez en cuando para ayudar a consolidar el conocimiento en tu mente mientras juegas.

Cuando tengas un entrenamiento que funcione para ti, sigue haciéndolo. No comience un plan de entrenamiento y luego cámbielo la semana siguiente. La mejor manera de beneficiarse de sus entrenamientos es crear una gran rutina y repetirla varias veces por semana. No te permitas dejar de fumar y comenzar uno nuevo una y otra vez.

A medida que salga al campo, prepárese para ganar. No te conformes con nada menos y tenlo en cuenta mientras juegas. Si eres positivo y te enfocas en ganar el juego, es más probable que alcances tus objetivos. Si tienes dudas en tu mente, fracasarás.

Si quieres convertirte en un gran jugador de fútbol, debes seguir tu rutina y entrenamiento. Esta puede ser una de las partes más difíciles del juego porque no estás jugando mientras entrenas. Sin embargo, sin la rutina y el entrenamiento cuando no estás jugando, sufrirás cuando llegue el momento del juego.

Trabaja en tu resistencia como jugador de fútbol, junto con todos tus otros entrenamientos. En última instancia, no importa qué tan bueno sea en su posición, si no puede estar en su mejor momento desde el inicio hasta el último segundo del reloj. Entrena y practica mucho, y mantén tu resistencia a nivel profesional.

Recuerde que hacer una jugada de carrera es un poco diferente a hacer una jugada de recepción. Desea quitarle el fútbol al mariscal de campo con una sola mano. No lo cubre con ambos brazos hasta que esté a punto de ser abordado. Asegúrate de sostener la pelota hasta que escuches el silbato que detiene el juego.

Tome una clase de baile para mejorar su juego de pies. Antes de reírse, piense en las competiciones de baile de televisión y ¡cuántas veces los jugadores de la NFL no solo compitieron sino que tuvieron éxito! El baile de salón e incluso el ballet son extremadamente efectivos para ayudar a los jugadores de fútbol a obtener una ventaja adicional en el campo.

Usa el entrenamiento de sprint de intervalos para aumentar tu resistencia. Esprinta por 30 segundos, luego descanse por 1 minuto. Sprint y descansa de nuevo. Siga repitiendo esto hasta que ya no pueda saltar físicamente ese día. Registre su número total de sprints para ese día y procure superarlo en uno al día siguiente. La mayoría de los días no lo hará, pero lentamente aumentará ese número.

Mantente hidratado. Esto va para ambos

y tiempo de juego también. Usted sabe que el fútbol es extremadamente físico, y cuando agrega clima extremo y sudoración a la mezcla, tiene el potencial de una situación de deshidratación grave. Es importante mantener el agua potable durante las sesiones de práctica y los juegos.

Use conos con cinco yardas entre ellos para mejorar la flexibilidad de sus caderas. Comenzando en un extremo, corre en zigzag entre ellos lo más rápido posible. Inclina tu cuerpo en la dirección en que giras y mantén la cabeza en alto.

Cuando quieres jugar bien al fútbol, debes jugar a un nivel que se ajuste a tus habilidades específicas. Si juegas a un nivel demasiado alto, estarás fuera de tu alcance. Tampoco quieres jugar con un equipo que esté por debajo de tu nivel.

La flexibilidad es tan importante para un jugador de fútbol como la masa corporal y la velocidad. No limite el estiramiento a los pocos minutos previos a la práctica o los juegos. En cambio, haga que el estiramiento sea una parte integral de las actividades cotidianas. Concéntrese en su espalda, isquiotibiales, glúteos y caderas. Incluso si solo tienes cinco minutos, aprovéchalos.

Cuando los niños juegan al fútbol, asegúrese de que estén a salvo. Debido a la naturaleza violenta y la cantidad de jugadores, el fútbol tiende a causar muchas lesiones. Estos pueden incluir dolores y molestias menores, pero también lesiones como tirones musculares, esguinces de tobillo, huesos rotos, conmociones cerebrales y ligamentos rotos. Muchos de estos pueden prevenirse haciendo que los niños usen el equipo adecuado, jueguen según las reglas y usen las técnicas adecuadas.

Si tu oponente realmente te posee en un juego, piensa en lo que está haciendo mal. Hay una apertura, un talón de Aquiles que te permitirá sacar lo mejor de él. Si no está seguro, pídale consejo a su entrenador la próxima vez que vuelva a la banca.

La forma de diferenciarse de la competencia es mediante el aumento de sus habilidades a través de la práctica. Otros en su propio equipo y el equipo contrario pueden tener los cuerpos para jugar, pero solo aquellos con grandes habilidades de fútbol avanzarán.

Ve al gimnasio a menudo. Levantar pesas es clave para ser un mejor jugador. Este acondicionamiento de fuerza te ayuda a prosperar en el campo. Trabaja cada parte de tu cuerpo. Evite enfocarse únicamente en la parte superior de su cuerpo. Tus piernas tienen que ser lo suficientemente fuertes como para empujar adecuadamente.

Esté atento a mantenerse hidratado con agua durante las prácticas y juegos de fútbol. Se estima que un jugador de fútbol con uniforme puede deshidratarse en tan solo 30 minutos. El agua es esencial para la hidratación, así como para transportar oxígeno y nutrientes a los tejidos de su cuerpo.

Como sabes, los jugadores de fútbol ponen mucho corazón en el juego. Le dan todo lo que tienen y pasan innumerables horas perfeccionando sus habilidades. Si eres un jugador de fútbol que busca mejorar tus habilidades de juego, utiliza los consejos anteriores y ayuda a tu equipo a tener una temporada ganadora.

es_ESEspañol
en_USEnglish tr_TRTürkçe hi_INहिन्दी fr_FRFrançais pt_BRPortuguês do Brasil es_ESEspañol